Crece el número de conciertos que tienen lugar en España en los últimos años

Compartir

Son muchos los eventos de los que podemos disfrutar para hacer de la vida y de la rutina algo más ameno. Cada día, incluso durante los días que se encuentran alejados del fin de semana, podemos presenciar eventos de corte deportivo, musical o de cualquier otro tipo, especialmente en las ciudades. Hay opciones para el ocio durante todos los días del año porque las personas que se encargan de sacar partido de ese ocio saben de sobra que la gente quiere disfrutar de las horas en las que no tienen que prestarle atención a los menesteres de su trabajo. No es de extrañar. No hemos venido a la vida a sufrir, eso que vaya por delante.

En los párrafos que siguen, queremos hacer incidencia en un tipo de eventos que son particularmente interesantes para la gente y que pueden sacar todas las ganas de disfrutar y pasarlo bien que llevamos dentro. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de los conciertos. El hecho de poder escuchar una canción o a un grupo en directo rodeados de personas a las que también les encanta ese tipo de música es una sensación espectacular y que nos hace pensar que vivimos en un estado de felicidad absoluta. Pensad detenidamente en lo que sentíais en ese momento en el que escuchasteis en directo a vuestro grupo favorito mientras les veíais las caras sobre el escenario. ¿Acaso no fue una sensación indescriptible?

Por suerte, vivimos en un país en el que este tipo de eventos son comunes. Muy comunes. El clima hace mucho, para qué os vamos a engañar. En España tenemos buen tiempo en buena parte de nuestro territorio casi durante la mitad del año, así que un concierto al aire libre siempre se encuentra entre los eventos que más se organizan en el interior de nuestras fronteras. Y la gente lo disfruta al 100%, cosa que nos alegra y mucho. Aunque siempre exista la opción de celebrar un concierto dentro de un pabellón o en un auditorio, poder disfrutar de él al aire libre es algo que pega mucho con nuestra filosofía de vida. Es muy nuestro.

Solo durante el año pasado, visitaron nuestro país varios de los más grandes cantantes y bandas del mundo. Bruce Springsteen y Coldplay estuvieron en Barcelona, Iron Maiden visitó, además de la Ciudad Condal, Murcia y Bilbao. También pasaron por aquí Roger Waters (antiguo miembro de una de las bandas más prestigiosas de la historia de la música, Pink Floyd) y los Guns And Roses. Son muchos y muy buenos artistas, lo cual deja claro que España sigue siendo un destino idóneo para organizar conciertos. Lógico y normal. Nos encantan y nos van a seguir encantando por muchos años que pasen.

Además, y por si fuera poco, en 2022 también nos visitaron otros grandes como Metallica o Queen, por no hablar del concierto ofrecido por los Rolling Stones en el Civitas Metropolitano el 1 de junio de ese año. Como podéis ver, somos un destino preferencial para muchos de los maestros de la industria de la música. Eso siempre es por algo y, además, no es nuevo. Ya antes de la pandemia teníamos ese deseo tan ávido de asistir a eventos de este tipo y sacarles todo el jugo que fuera posible. Sabemos que nos hacen felices y no queremos dejar escapar la oportunidad de disfrutar de ellos ni por un solo momento.

Es de justicia reconocer que, aunque un concierto es un evento destinado al ocio de todas las personas que asisten para disfrutar de él, su organización conlleva mucho trabajo y mucha preparación, aunque no sean The Rolling Stones los que toquen. Lo saben bien en Sonopix, una entidad encargada del alquiler de sonido para estos y otros muchos tipos de eventos, de hecho realiza hasta este curso de piloto de drones en Navarra para poder grabar eventos desde el aire. Durante los últimos años, sus profesionales han venido observando que el número de conciertos que se organizan en España se ha multiplicado, lo cual ha incrementado el trabajo de su sector de actividad. Los conciertos están más de actualidad que nunca, incluso durante los meses de invierno, y eso significa que a los españoles y las españolas nos va la marcha… y mucho.

Afloran las pequeñas bandas 

Uno de los motivos por los que hay cada vez más conciertos en España es el hecho de que a mucha gente le ha empezado a llamar la atención la música, pero desde dentro, como propio músico. España ha visto crecer el número de bandas de las que disponen sus pueblos y ciudades y, claro, eso ha hecho que se incremente el número de conciertos que se ofrecen en los diferentes municipios y urbes. Las pequeñas bandas siempre son una bendición y sus conciertos merecen el mismo respeto desde puntos de vista como el sonido o la iluminación que los grandes eventos musicales protagonizados por los grandes de la música de los siglos XX y XXI.

Hay que tener en cuenta, en relación a lo que indicábamos en el párrafo anterior, que todos los grupos empezaron siendo pequeños alguna vez. The Beatles también fue pequeño. Queen, con Freddie Mercury a la cabeza, también fue una banda pequeña al igual que hoy lo puede ser alguna de las que toque en algún pequeño festival. Organizar conciertos y eventos similares es dar la oportunidad de crecimiento a esas pequeñas bandas, que luego en el futuro serán todo un reclamo turístico en aquellos lugares de los que procedan. No podemos no ofrecer esa oportunidad. Podemos estar dejando escapar algo único.

Los festivales, más a la orden del día que nunca en España 

El buen clima del que disponemos en este país hace posible que, durante los meses de calor, los festivales copen la actualidad musical en el interior de nuestras fronteras. Además, los hay de todos los tipos. En España somos muy de escuchar música latina, pero es cierto que también disponemos de una gran variedad de festivales con temática rock, punk o hip hop. La variedad es una virtud y está claro que España cumple con ella de cabo a rabo. Ojalá que así siga siendo.

Además, los festivales son una oportunidad tremenda para pequeños municipios. El pueblo albaceteño de Villarrobledo se dio a conocer gracias al festival de rock más grande de España, el Viñarock. El municipio obtiene una cantidad de ingresos muy grande a causa de la enorme cantidad de gente que lo visita durante el fin de semana en el que tiene lugar un evento como este. Y en la misma situación se encuentran otros tantos pueblos de nuestra geografía. Los festivales han sido uno de los grandes descubrimientos musicales del siglo XXI y no cabe la menor duda de que han permitido multiplicar el disfrute que la gente siente al acudir a un evento ligado a la música en directo.

Las salas que ofrecen conciertos también merecen su reconocimiento 

Los inviernos en muchas zonas de España son fríos o, como mínimo, no ofrecen la oportunidad de organizar un concierto en espacios abiertos. Sin embargo, hasta para eso tenemos soluciones musicales en España. Y es que son muchos los bares y salas que ofrecen conciertos en directo en nuestro país, algo para lo cual también es idóneo contar con un buen equipo de sonido. Estos bares y salas permiten que durante los meses más duros del año sigamos haciendo algo que nos encanta: disfrutar al máximo de esa canción, de esos músicos y de esa compañía que tan bien nos hace y que nunca podemos rechazar. Aunque es verdad que la pandemia y la crisis económica de 2008 puede haber disminuido el número de bares y salas que se animan a ofrecer conciertos en directo, sigue habiendo establecimientos en los que esta idea está más que consolidada. Y eso es de agradecer por parte de todas aquellas personas a las que nos encanta la música.

Estamos seguros de que lugares así siempre van a formar parte de nuestras ciudades y pueblos. La población española se caracteriza por encima de todo por ser alegre y no cabe la menor duda de que una de las mejores maneras para mostrar la alegría es acudir a eventos como lo son los conciertos o festivales. Por eso, nunca van a sobrar conciertos en España con independencia de cuál sea el estilo de música del que sean o de la popularidad de las bandas o los cantantes que en ellos participan. Cada cual, a su manera, colabora para que esa alegría de la que hablamos no se reduzca ni un ápice.

Seguro que en los próximos meses tenéis pensando acudir a algún concierto en un estadio, un pabellón deportivo o un bar. Nuestro consejo principal es que disfrutéis de la experiencia, que os sea lo más gratificante posible y que la recordéis durante todos y cada uno de los días que os queden de vida. De ese modo, el siguiente concierto lo vais a pasar todavía mejor. La música es vida y, si es en directo, todavía ofrece una sensación mejor. Aprovechemos la oportunidad de divertirnos que nos ofrece.

 

Noticias relacionadas

Tienda online responsiva

Tu tienda online debe ser responsiva.

¿Qué significa esto? Muy sencillo, tu tienda online debe funcionar correctamente tanto desde un ordenador como desde un móvil y una tablet. Parece algo secundario,

Como funciona una farmacia online

En la era digital actual, la tecnología ha transformado numerosos aspectos de nuestras vidas, incluida la forma en que accedemos a los productos y servicios

Scroll al inicio