Tienda online responsiva

Tu tienda online debe ser responsiva.

Compartir

¿Qué significa esto? Muy sencillo, tu tienda online debe funcionar correctamente tanto desde un ordenador como desde un móvil y una tablet. Parece algo secundario, pero no lo es. Si tu web no se ve bien en dispositivos móviles, puedes perder más del 50% de las ventas.

Solemos realizar la programación y gestión de la página web desde un ordenador. Accedemos al panel de control de la página desde el ordenador de sobremesa instalado en nuestro despacho o abriendo el portátil. Sin embargo, podemos ver que la web no se ve igual desde un teléfono móvil. De entrada, la página de inicio está recortada. El menú de la barra de cabecera puede aparecer sustituido por un icono con tres rayas.

En principio, esto no tiene por qué representar un gran problema. Pero, se dan casos, en que esta variación del diseño influye negativamente en el objetivo para el que se creó la web. El usuario no puede hacer clic en el botón de compra, porque es muy pequeño, no puede ver las categorías de los productos, no se lee bien la información de los artículos, etc.

Si trabajas con un C.M.S. (Gestor de Contenidos) como WordPress, con utilizar un tema responsivo que se adapte con facilidad a la usabilidad móvil, en principio podría estar resuelto, pero no es tan sencillo.

Para indagar sobre el tema, hemos hablado con los diseñadores de Webcor, una agencia de diseño web cordobesa especializada en la creación de páginas web. Ellos nos confirman que el funcionamiento técnico de una tienda online es más complejo que el de una página corporativa o un blog. Dispone de funciones como la gestión de inventario o el acceso a una pasarela de pago, que para que proporcione un servicio profesional es necesario recurrir a la programación. No basta con instalar un par de plug-ins.

Es importante comprender que una web funciona de manera distinta en un móvil que en un ordenador. Para entenderlo mejor, vamos a detenernos en el tema del diseño responsivo.

La gente compramos cada vez más por el móvil.

En datos facilitados por Mastercard, en España, el 53% de las compras online se realizan desde un ordenador y un 42% se efectúa desde el móvil. Sin embargo, la tendencia se está invirtiendo.

El comprador por dispositivo móvil es más propenso a la compra inmediata. Lo podemos apreciar en nosotros mismos. Tenemos en la cabeza un próximo viaje y aprovechamos los tiempos muertos que tenemos en el trabajo o cuando viajamos en transporte público para comprar los billetes de avión. Digamos que hacemos la compra a tiro hecho.

Hasta cuando nos ponemos a comparar productos, como pueden ser camisetas, lo hacemos enfocados en un artículo determinado.

Aunque en este aspecto no podemos ser categóricos, sí podemos decir que el usuario de ordenador consume más contenido escrito. Se informa más y llega a la fase de compra más tarde.

Otro factor que influye bastante en la compra online por móviles es la geolocalización. Cuando queremos resolver un asunto cerca de donde estamos, recurrimos al móvil. Es, por ejemplo, cuando estamos de viaje en una ciudad y queremos reservar un restaurante para comer. En el buscador de Google escribimos el comando: “un restaurante cerca de mí”. La decisión de compra ya está tomada previamente.

Por eso, si tienes una tienda online, es fundamental que tu web esté optimizada para dispositivos móviles.

El blog de marketing digital Seigoo señala que el comportamiento de un usuario desde un teléfono móvil es diferente al usuario por ordenador.

De entrada, el usuario móvil tiene más tendencia a dar saltos de página. A hacer clic en el clúster para acceder a la información que le interesa. Esto contrasta con que los menús que organizan la información aparecen ocultos. Para conducir al usuario al lugar que anda buscando, debemos recurrir a imágenes con encabezados y  enlaces que le lleven a la URL que necesita.

Otro aspecto es la inmediatez. El usuario que utiliza un móvil para navegar por internet lo hace durante espacios cortos de tiempo. No se queda muchos minutos en una página. Andamos todo el día con el móvil cerca de nosotros. Lo cogemos varias veces para entrar en la red por unos pocos minutos, normalmente con búsquedas muy concretas. Una web que tarde más de 3 segundos en cargar en el móvil normalmente es abandonada por el usuario.

Por último, desde el teléfono móvil tenemos más tendencia a visualizar videos que a leer textos. En el teléfono tenemos que forzar la vista para leer las letras, mientras que el video nos resulta más cómodo. Por eso, para que una tienda online aumente su tasa de conversión en móviles, es interesante que introduzca videos cortos.

Factores que influyen en el funcionamiento de una web desde un móvil.  

El blog de la herramienta de marketing digital Semrush afirma que no contar con un diseño responsivo es uno de los errores más habituales en las páginas web. Por tanto, que una página web no esté optimizada para móviles es más frecuente de lo que nos imaginamos.

No basta con que la plantilla de WordPress que estamos utilizando afirme que es responsiva, ni que el profesional que nos haya diseñado la web asegure que está optimizada. Existen una serie de factores que influyen negativamente en la usabilidad móvil de una web. Estos son los más importantes:

  • Velocidad de carga.

Como hemos indicado antes, la persona que accede a internet desde el móvil lo hace durante unos pocos minutos, por lo que necesita que la página web se cargue rápidamente.

Existen determinados elementos que utilizamos para que la página web se vea atractiva y que inciden negativamente en la velocidad de carga. Son por ejemplo los videos, las fotografías con alta resolución y los archivos Java (banners animados, enlaces a aplicaciones externas, etc.)

Lo ideal sería usar los recursos de este tipo que estrictamente necesitemos. Si empleamos muchos, lo mejor sería bajar su peso (número de Ks)

  • Estabilidad visual.

Este concepto hace referencia a la frecuencia en la que el diseño de la página web se mueve o cambia durante la carga.

Con frecuencia hemos visto como cuando cargamos una web, las imágenes cambian de sitio o aparece un anuncio que desplaza el texto para abajo. Esto hace que hagamos clic en un enlace que no queríamos, abandonando la página inicial.

El exceso de anuncios de display es un elemento que incide en esta métrica, pero sobre todo, es un problema de diseño web.

Las páginas con una inestabilidad visual alta son penalizadas por Google, degradándolas en las listas de resultados de búsqueda. Pero, ante todo, son incómodas para los usurarios, que tienden a abandonar la página cuando esto sucede.

  • Sencillez de la página.

Otro factor importante para el acceso a una web desde el móvil es la sencillez de su diseño. En internet triunfan más las webs sencillas que las que tienen un diseño recargado. La razón de ello es que son más fáciles de interpretar para los buscadores y más sencillas de manejar por los usuarios.

  • Accesible para el usuario.

Por último, algo que debemos cuidar en el diseño de una página para que sea visitada desde un teléfono móvil es su accesibilidad. Que el usuario pueda acceder a la información que le interesa en apenas un par de clics. Para ello debemos utilizar con cabeza el enlazado interno y que sea comprensible por el usuario.

Comprender la experiencia de usuario.

Uno de los mayores errores que cometen los comercios y emprendedores que encargan una tienda online es preocuparse por que tenga una apariencia atractiva.

La tienda online no debe gustarle a los propietarios, debe ser útil para el usuario. Por tanto, debemos pensar más en el comprador potencial que en nuestros gustos estéticos personales. Aquí tenemos que poner atención a dos cuestiones.

La primera de ellas es la intención de búsqueda. El usuario busca un producto o un servicio de una manera determinada. Debemos conectar con ella. En ello influye el S.E.O. (la investigación y uso de las palabras clave), pero también la forma en la que presentamos la información. Lo importante es que el texto, las imágenes y los videos satisfagan la curiosidad del usuario.

El segundo punto es la experiencia de usuario. El usuario se debe encontrar cómodo dentro de nuestra web. Debe encontrar lo que necesita con facilidad. Hay dos índices que expresan el grado de satisfacción de la experiencia de usuario. El primero de ellos es el tiempo que está en nuestra web. Si el tiempo es alto es porque el contenido que le ofrecemos le interesa, si no abandonaría la página.

El otro es el número de eventos: ventas realizadas desde la página, número de personas que nos dejan los datos, clics en los botones y enlaces, etc.

Todos estos datos se pueden obtener con herramientas como Google Analytics.

Como vemos, una tienda online no es un medio estático. No es que la diseñemos y nos olvidemos de todo. Debemos estar mejorándola y optimizándola con frecuencia para mejorar sus resultados.

Noticias relacionadas

Como funciona una farmacia online

En la era digital actual, la tecnología ha transformado numerosos aspectos de nuestras vidas, incluida la forma en que accedemos a los productos y servicios

Scroll al inicio